Álvaro Arizas
Productor
0  /  100
keyboard_arrow_up
keyboard_arrow_down
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right
Scroll Down

Sin ti, no puedo

2022

Info / Sinopsis

DAVID (26) tendido en la cama. Parece algo más que dormido. Sobre la mesilla un bote de pastillas. Los gritos de su hermana y el humo negro que invaden su cuarto le obligan a reaccionar levemente, pero no es capaz de moverse. Fuera de la habitación, las llamas derrumban parte de los cimientos de la casa, un chalet de campo. Su hermana, BLANCA (20) delgada y ojerosa, abre la puerta de la habitación. Cubre a David con una manta y lo arrastra hasta sacarlo de allí. Cuando al fin está fuera una viga le cae encima...

Ocho años después. David tiene una vida acomodada junto a su novio ÁLEX (30), monitor de gimnasio y algo más joven que él. Ambos están en forma y son una pareja envidiable. Álex siempre ha querido ser padre y junto a MAITE, una amiga de la pareja, discute a menudo sobre cómo conseguir tener un hijo: ¿adopción? ¿Vientre de alquiler? Además de Maite, el que siempre ronda por sus vidas es ÁNGEL (40), abogado y ex novio de David. Álex sospecha que a Ángel le encantaría enrollarse con David, aunque lo que verdaderamente no sabe es que a ellos los une algo más que revolcones entre sábanas.

Ángel fue el abogado de Blanca tras el incendio, pues los bomberos y la policía determinaron que había sido causado por un porro mal apagado. En aquella época, Blanca era drogadicta y su mente se nublaba demasiado. El incendio no solo dejó su piel marcada con cicatrices para siempre, sino que arrebató la vida a sus padres y a ella la estabilidad y la familia. Una familia poco nutritiva, pero su única fuente de cariño. La culpa de la muerte la ha acompañado durante los seis años que ha pasado en prisión y los dos posteriores que ha estado en un centro de desintoxicación. Ahora ya está limpia y decidida a recuperar la única familia que le queda: su hermano David. Aunque él le deja bien claro que no quiere saber nada de ella a través de una nota: “búscate la vida y no me busques a mi” y un sobre con lo que le queda de dinero después de restar sus deudas de yonki y la desintoxicación. 

Blanca es una chica fascinante, de mirada embriagadora, misteriosa, una auténtica superviviente y muy bella. Está limpia y es capaz de hacer cualquier cosa para que su hermano vuelva a aceptarla en su vida. De momento y para estirar el poco dinero que tiene en su poder, en vez de alquilar un piso ha pagado la mensualidad de un gimnasio. Sin que nadie lo sospeche, allí duerme. No por casualidad es el gimnasio en el que trabaja Alex. Álex desconoce el pasado de David y pronto descubrirá que su novio no solo esconde una hermana que ha resurgido de las cenizas. 

Antes del incendio devastador, David era el ángel de la guarda de Blanca, que no dejaba de meterse en problemas con camellos y deudas. Su padre se acostumbró a culpar a David de los problemas de la pequeña de la casa que lo único que hacía era llamar la atención para reclamar un cariño que su padre se negaba a que nadie le diera para hacerla fuerte en la vida. Un padre que sentía tanta vergüenza del estado en que David la traía a casa cada noche que se desahogada golpeándole a él. Un día el padre descubre que David es novio de la hija de unos amigos solo para encubrir su homosexualidad. Le espera en la puerta de casa y le comunica que las dos familias han pactado la fecha de boda. David tiene que casarse.  Esa noche, discute con la chica y dos días después ella aparece atropellada y un borracho del pueblo declarado culpable. Cuando dios aprieta, algunas veces, ahoga y la semana siguiente la casa familiar de David se incendia con todos dentro. Blanca pasa a disposición judicial por homicidio imprudente al descubrir que las llamas se originaron por un cigarrillo junto al sofá. 

Ocho años después, David ha iniciado una nueva vida junto a Alex. Es el gerente de una importante empresa y su exnovio Angel, abogado, lleva la parte legal de esta misma empresa. Su vida es un remanso de paz. Pero aparece Blanca y todo vuelve a ponerse patas arriba. 

La extraña actitud de Blanca comienza a volverlo loco: consigue intimar con Alex, caerle genial a todo su entorno. ¿Qué quiere? ¿O quizá es David quien esconde algo? ¿Algo como una lista de deudas inflada para no darle todo el dinero que le correspondía a ella? Las ideas y las acciones de su hermana comienzan a volverlo loco. La explosión llega el día de su cumpleaños cuando Blanca se ofrece a ser el vientre gestador para él y para Álex. A Álex le parece un gran regalo mientras que David querría matarla. ¡Él no tiene ninguna intención ni de ser padre ni de montar una familia! ¡¡Más bien escapa de esa institución establecida!! Unas semanas después, Blanca y Álex se acuestan por consenso entre ambos. En el otro lado de la ciudad Angel le está informando a David de que el caso del atropello de su exnovia acaba de reabrirse tras aparecer un nuevo testigo que asegura haberlos visto en coche esa noche. Los padres del chico encarcelado no creen que su hijo sea culpable y aún no se han rendido.

A partir de ese momento, David va a cruzar una línea sin retorno. No quiere pagar con la cárcel por un absurdo accidente del que no se siente culpable. Si no hubiera tenido que ir a recoger a su hermana yonki aquella noche nada de eso habría pasado.

Blanca, ajena a los acontecimientos y feliz, les comunica su embarazo justo cuando el cuerpo del testigo aparece muerto en la costa. David no es capaz de pensar con claridad. Celoso ante Blanca y Alex decide irse a vivir con Angel, pero antes les pide que se vayan de su casa. Tras encontrar algunas pistas y observar la actitud de David, Ángel descubre que fue él quien atropelló a la chica y quien mató al testigo. David no puede dejar que Ángel hable. 

En casa de David, Blanca le pide a Alex que se calme y la lleve al apartamento de Angel. Ella lo arreglará todo. Cuando David va a salir del apartamento, Blanca aparece para pedirle que recapacite y vuelva con Alex, ella les dejará solos. En ese momento, ve a Ángel tendido en el sofá y cómo las llamas comienzan a invadir todo el salón. Recuerda a sus padres dormidos en el sofá y David quitándole el porro de la mano para tirarlo sobre las cortinas. Al volver del flashback, huye escaleras abajo y tropieza hasta chocar con Álex, que al ver el humo desde la calle ha entrado: “¿Qué has hecho David?”. 

Fuera ya se escuchan sirenas de bomberos y policía.

Ocho años después. Es la fiesta de cumpleaños de la hija de Álex y Blanca, ambos con nuevas parejas. Mientras todos se divierten, un mensajero trae un nuevo regalo, pero éste es para Blanca que extrañada lo abre. Es una caja con una nota: “Diez años y un día para que volvamos a vernos.” En ese momento la piñata comienza a arder y Blanca pierde los nervios.  Álex corre a apagar el fuego, cuando lo consigue mira a Blanca con preocupación.

Ficha artística

  • MAITE PERRONI - BLANCA
  • MAURICIO OCHMANN - DAVID
  • ALVARO CERVANTES, ALFONSO BASSAVE Y ALEX GARCIA - ALEX
  • PAZ VEGA, ESTEFANÍA DE LOS SANTOS - MAITE
  • PEDRO CASABLANC, ENRIQUE ARCE - ÁNGEL

Ficha técnica

BOWFINGER INTERNATIONAL PICTURES - Productora

ESTO TAMBIÉN PASARÁ - Productora


directora: Chus Gutiérrez.

Director de fotografía: Javier Salmones.

Sonido directo: Eduardo Esquide.

Directora de arte: Clara Gonzalez.

Vestuario: Laura Cuesta. 

Make up: Sylvie